Comunicación- Komunikazio

El botellón, un problema de convivencia en nuestro entorno.

El botellón, un problema en la convivencia de nuestro entorno

Partiendo de la base de que no todos los jóvenes hacen botellón, ni todos los que hacen botellón acaban borrachos, ni todos los borrachos pelean, violan, arrojan objetos diversos indiscriminadamente, etc. Pero tenemos un problema como comunidad.

¿Cómo desde los grupos parroquiales, catequesis, colegios, familias… podemos contribuir a minimizar

este problema que va creciendo con el transcurso del tiempo?

Denunciados 30 jóvenes de Castelldefels por hacer botellón en la calle e incumplir el confinamiento - Castelldefels.news

Se habla de malestar social por parte de los jóvenes y con ello parece que se disculpan sus reiteradas actuaciones. ¿No será un déficit de:responsabilidades, educación armónica, valoración del esfuerzo, valores éticos y religiosos, amor verdadero en su entorno,predecesores ejemplares, junto con un exceso de bienes materiales innecesarios (cuántos más, peor), lo que puede contribuir a ese comportamiento?

La solución no es sencilla. Algunos responsabilizan a los padres, muchos tienen miedo a que sus hijos sean unos “pringados” si no hacen lo que hace el grupo;otros a la escuela, que tampoco se siente respaldada por la sociedad;otros a los políticos; otros a las fuerzas del orden, que tampoco tienen un trabajo fácil, cuando menos arriesgado;etc.

Pero sin intentar buscar responsables, intentaremos en este articulo proponer algunas sugerencias para intentar minimizar la costumbre del botellón, que parece que ha venido para instalarse.

Información y promoción de la salud en los grupos parroquiales, en la escuela, en la familia. Teniendo en cuenta la persona, el centro educativo, el entorno físico, psíquico y social, con la colaboración de los padres, madres, profesorado, expertos, catequistas, monitores, y abiertos a cuantos agentes del entorno dispuestos a colaborar. Buscando coherencia entre el pensar,el decir, y el hacer. No podemos pensar que nuestro mensaje es creíble, si nos ven que nuestro tiempo de ocio se limita a ir de bares.

Se puede pensar que información sobra. No es verdad. Hay chicas jóvenes que compran la píldora del día de después tantas veces como creen que pueden estar embarazadas. Chicos con ingestas de alcohol excesivas, que además toman viagra sin saber los perjuicios a los que someten sus cuerpos, jóvenes que compran pastillas cuya composición y consecuencias desconoceny así podemos enumerar muchos más casos.

-Inculcar el respeto a las personas, a los bienes comunitarios e individuales. Si fuera muy valorado y ensalzado ese respeto, todos y todas nos beneficiaríamos.Trabajaríamos paralelamente contra: la violencia de género, la violencia racista, la violencia al diferente, el deterioro al medio ambiente…

-Ofrecer  y animar a ensayar alternativas de ocio, como:tareas sociales, excursiones, participación en grupos deportivos, grupos musicales etc.

– Potenciar la ayuda al necesitado. Siempre parece que ello se cubre donandounas monedas que nos sobran. En el caso de los jóvenes, su alegría, su cariño y vivacidad pueden ser buena compañía de enfermos, incapacitados, minusválidos, abuelos propios y ancianos que carecen de nietos y nietas. La soledad de las personas mayores ha quedado bastante patente con el Covid. El número de personas solas es elevadísimo.

-Frecuentar las reuniones entrefamiliares, amigos, vecinos. Fomentar el placer de compartir nuestro tiempo de ocio, no solo con los de nuestro rango de edad. Aceptar que todas las opiniones son válidas, que nadie por tener experiencia o juventud tiene la razón. Saber que discrepar sin ofender, ni minusvalorar, es enriquecedor.

– Convencer que trabajar gratuitamente por los demáses rentable, individual y socialmente.Para este convencimiento,tenemos que partir de nuestra actuación coherente y ejemplarizante.Difícilmente podremos llegar a este convencimiento si consideramos como valor en alza “el cobrar sin trabajar”, ayudándonos de nuestra picaresca para ello, no de auténticas razones que lo justifiquen.

Seguro que los lectores tenéis muchas más sugerencias positivas, alternativas para el ocio, para no tener que llegar a necesitar prohibir.

Isabel Echebarria

Catequista de Loiu

Pagina web de la Vicaria VI de la Diócesisde Bilbao. Comprende las unidades pastorales y parroquias de : Erandio – Astrabudua Las Arenas -Romo, Leioa- Lamiako, Getxo-Algorta , Berango, Sopelana, Barrika, Plentzia, Gorliz, Urduliz, Armintza, Lemoiz, Txorierri y Mungialdea. Nuestro contacto es : anunciovicariasexta@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.