BAI ESAN

¿NECESITAS SER ESCUCHADO? ¿SER ESCUCHADA? – Llama al 688801737

BAI ESAN  comenzó a dar sus primeros pasos el año 2016 a iniciativa de la Delegación de Caridad y Justicia. La red se conformó porque se constataba que eran cada vez más las personas que se acercaban a las parroquias en busca de escucha, soporte emocional o acompañamiento espiritual. De este modo, se formó a un grupo de personas voluntarias para acompañar a otras que estaban pasando por momentos delicados.

Escucha la entrevista a Cármen López  (Pastoral Salud) y Rosa Mª Martinez (Lagungo) en Radio Popular- Herri Irratia

Escuchar la entrevista

La Red de Escucha que se activó en la Margen Izquierda, Uribe-Kosta (en las parroquias de Erandio y San Ignacio de Algorta) y Durangaldea prosigue acompañando a personas que están sufriendo por diversas razones: “la soledad, la reciente pérdida de un ser querido, dificultades en las relaciones personales…”, señalan desde la organización.

Si necesitas,  quieres solicitar escucha llama al 688801737 y te ayudaremos

 

Algo más para leer

La escucha que sana

Escuchar al otro es un servicio que los cristianos debemos practicar

Por: Salvador Casadevall | Fuente: Catholic.net
José Carlos Bermejo es el autor del libro Apuntes de relación de ayuda.

En él, el autor opina que ser escuchados es una necesidad vital que humaniza, no sólo al que habla, sino al que escucha.

La autentica escucha es un acto de amor que cura y ayuda a superar las dificultades, motivándonos mutuamente.

Es frecuente que personas que me escuchan en mi programa de radio: Reflexiones desde la familia… para acompañar a vivir, me llamen preguntándome dónde tengo el consultorio. Cuando les digo que no tengo ningún consultorio, se muestran extrañados, preguntándome:

— ¿Usted no es psicólogo?
— No, no soy psicólogo, simplemente soy un esposo y padre de familia que juntamente con mi esposa Lidia hace más de cincuenta años que participamos activamente en la pastoral para la familia dentro del Movimiento Familiar Cristiano.
Mis reflexiones no son otra cosa que la experiencia vivida dentro de la pastoral familiar.

— ¿Cómo podemos hacer para hablar con usted?
— Y ……vengan a casa.

Así fue como tiempo atrás apareció un matrimonio a las diez de la noche y se fueron a las dos de la madrugada.

En esas cuatro horas largas, hablaron ellos, se hablaron ellos. Yo no hice otra cosa que escucharlos. Yo era una especie de espectador.
Media docena de situaciones eran lo que hacía años les complicaba la vida.

Se las señalé y les indiqué lo que a mi criterio debían hacer. No eran cosas muy complicadas para ser entendidas, la dificultad estaba en que debían poner voluntad en dejarlas de hacer u otras tenían que poner voluntad para hacerlas.
Nada más he sabido de ellos y ya hace mucho tiempo que pasaron por casa.

Recientemente también Catalina, una de mis amantes……del programa, sintió la necesidad de venir a verme. También a igual que el matrimonio lo que tenía era la necesidad de hablar y ser escuchada. Poco fue lo que le tuve que decir. Su necesidad principal era que alguien la escuchara.

Escuchar al otro es un servicio que los cristianos debemos practicar. Es una forma de salir al paso del que necesita, es una forma de brindar cariño hacía los demás, demostrando interés por lo que el otro vive, siente y necesita.

“Es una necesidad vital”, nos dice Bermejo en el libro, “quien no se siente escuchado se siente solo, aunque esté en compañía: se siente excluido, no interesante para los demás.

Muchas personas necesitan ser escuchadas para sanar su mente, para sanar su corazón y su espíritu, porque, hasta que no nos confiamos a otras personas, podemos vivir encerrados en nuestros sufrimientos”.

“La palabra tiene un gran poder, pero debe nacer de una verdadera escucha.
La palabra puede confortar, aliviar, sostener, liberar, estimular, motivar: como puede también herir, hundir, humillar, matar.
La palabra que está llena de bondad siempre sana.”

“Hay que partir siempre de la aceptación de la persona, que no quiere decir aprobación de la conducta. Uno puede aceptar a una persona incondicionalmente con voluntad de ayudarle, creyendo en él y en sus posibilidades de mejorar y crecer, aunque la conducta que haya tenido o esté teniendo sea absolutamente reprobable.”

En lo más profundo del corazón del hombre se inscriben el deseo y la nostalgia de Dios. En toda persona que necesita ser escuchada hay mucho de este deseo de florecer cosas que están ahí, que están en lo profundo de su corazón y en esa profundidad siempre hay algo de Dios que necesita florecer.

Al principio de sus Confesiones, san Agustín da testimonio del carácter imperioso de ese deseo; Nos creaste para ti y nuestro corazón andará siempre inquieto mientras no descanse en ti.

Alessandra di Rudini que vivió una vida llena de altibajos y que llegó a fundar varios conventos carmelitas en Francia e Italia cuando reflexiona sobre su vida pasada desde los ojos de Sor María de Jesús, su nuevo nombre de monja, nos deja dicho: No existe peor dolor que el del alma que busca y no consigue alcanzar la verdad.

Consciente de la dificultad que sienten las personas que buscan la verdad, que buscan ser escuchadas, el Papa Juan Pablo II escribía: Ante tales cometidos lo más urgente hoy es llegar a los hombres a descubrir su capacidad de conocer la verdad y su anhelo de un sentido último y definitivo de la existencia.

En la búsqueda de la Verdad es necesario la humildad. Cuando uno vive bamboleándose por las inestables mareas de la duda, Monseñor Serenelli recomienda: La fe pura y luminosa no es fruto de razonamientos humanos, sino un don de Dios…..en consecuencia, pidámosle al Señor el don de esa fe.

Cuando imaginas que puedes resolver por ti mismo, crisis que acompañarán tu vida, pretendiendo alcanzar la fe por tus propias fuerzas, no olvides que la fe es un don de Dios: porque separados de mí no podéis hacer nada, nos dice Jesús.

Y los que escuchamos no olvidemos que de alguna manera Dios nos puso ahí y nos puso ahí para escuchar y comprender.

 

 

Pagina web de la Vicaria VI de la Diócesisde Bilbao. Comprende las unidades pastorales y parroquias de : Erandio – Astrabudua Las Arenas -Romo, Leioa- Lamiako, Getxo-Algorta , Berango, Sopelana, Barrika, Plentzia, Gorliz, Urduliz, Armintza, Lemoiz, Txorierri y Mungialdea. Nuestro contacto es : anunciovicariasexta@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.